Bedroom Community: contemporánea de cinco estrellas

Creado a finales de 2005, el sello islandés Bedroom Community es una plataforma que funciona en parte como comuna artística y en parte como refugio creativo. Como comuna artística, porque cada vez que producen un disco, los cuatro miembros de la comunidad (Nico Muhly, Ben Frost, Valgeir Sigurðsson y Sam Amidon) participan en el proceso de grabación, de manera que siempre existe un cierto tono de complicidad, un "sello" de calidad que los hace únicos. Y como refugio creativo, porque los cuatro músicos suelen trabajar en otros entornos, como músicos de sesión, arreglistas o productores para grandes estrellas del pop. El resultado de esta actitud es un puñado de discos tan inconformistas como delicados. Pequeñas piezas de orfebrería que mezclan pop, rock, ambient y música electrónica, y que gustan de adornarse con recursos de música contemporánea, arreglos medievalistas y detalles robados a la música de bandas sonoras. Un producto de difícil definición, hermoso y a la vez oscuro, intenso y dramático, aventurero y serio, pero también humorístico, fácil de escuchar y de amar. Tal vez, la mejor manera de describir esta mezcla imposible sea acudir al elocuente título de la única recopilación que han publicado hasta la fecha, "For Your Listening Pleasure and Occasional Terror".

El espectáculo: El último proyecto del colectivo es este "The Whale Watching Tour", un espectáculo en el que los cuatro músicos, acompañados de violines, guitarras, percusiones, un piano de cola y todo tipo de cachivaches electrónicos, tocan un repertorio en el que se mezclan algunas piezas sacadas de sus distintos discos, otras hechas expresamente para la ocasión e incluso alguna versión. Todo ello acompañado por una espectacular puesta en escena, que incluye visuales. Se tata, en fin, de un paso más dentro de ese espíritu comunal que manejan desde el sello.

Los artistas:

Nico Muhly es, posiblemente, el hombre más activo del grupo, y también el que da alma a todo el proyecto. Músico de vocación temprana y habilidades extraordinarias, comenzó su carrera como ayudante de Philip Glass, cuando apenas era un adolescente y, a lo largo de diez años, llegó a convertirse en su mano derecha: el hombre de confianza del viejo maestro minimalista, tanto a la hora de organizar los arreglos de sus discos y bandas sonoras, como para dirigir su estudio. En los últimos años, y ya en solitario, ha emprendido una carrera en la que tienen tanto peso las producciones y orquestaciones (es el arreglista habitual de Björk, Antony & The Johnsons, Rufus Wainwright, Bonnie ’Prince’ Billy o Grizzly Bear, entre otros), como la realización de bandas sonoras para películas de Hollywood: la última de ellas, "The Reader" (El Lector), protagonizada por Ralph Fiennes y Kate Winslet. Posee dos discos en solitario, "Speaking Volumes" (06) y "Mothertongue" (08), que podrían definirse como "minimalismo exuberante", pura alquimia sonora.

Y si Nico Muhly es el alma del grupo, el cerebro es Valgeir Sigurðsson, posiblemente el productor más reputado de Islandia ahora mismo. Por sus manos y su estudio han pasado artistas como el Kronos Quartet, Björk (ha producido sus discos "Médulla" y "Drawing Restraint 9", y es una pieza habitual en sus giras), Sigur Rós, múm, CocoRosie, Maps, Hildur Guðnadóttir o Amiina. Su único disco hasta la fecha, "Ekvílíbrium" (07), abre una fascinante vía entre la música clásica de aires románticos y la electrónica más experimental. Como mezclar a Stravinsky con Aphex Twin, bajo la atenta mirada de Brian Eno.

Dentro de tan particular anatomía, Ben Frost representa el corazón: sus discos son, dentro del colectivo, los que presentan una mayor carga emocional. Música borrascosa y enrarecida, que se presta a violentos cambios de tempo, que juega con las atmósferas para poner el corazón de la audiencia en un puño. Como sus compañeros, también él tiene una notable presencia en discos de otros artistas: la omnipresente Björk, Bonnie ’Prince’ Billy, Gomez, Steinbrüchel, Lawrence English o Stars Like Fleas son algunos de los que le han requerido para que aporte un poco de magia a sus grabaciones. Además, cuenta su misterioso proyecto paralelo, la School Of Emotional Engineering, una banda de naturaleza cambiante por la que pasan los músicos más dotados de Islandia, siempre bajo seudónimo, y con un inquietante halo de misterio.

Sam Amidom, por último, es el que pone la voz a este animal de cuatro cabezas. Menos activo que sus compañeros, pasó por las bandas Doveman y Stars Like Fleas antes de lanzar su carrera en solitario, y abrazar un folk intimista, pastoral y de arreglos exuberantes, un poco a la manera de Bon Iver o Sleeping States, pero con una carga mayor de oscuridad en las letras. Su segundo disco, "All Is Well" (08), está considerado como una de las joyas del género en la segunda mitad de esta década.

texto cortesía de: playground

Bedroom Community en SONAR 2009

Especial El Ambigú de Radio 3-RNE por Diego Manrique